Reciclaje del aceite vegetal usado

 

 

Tirar el aceite es anti ecológico!

Hoy en día, cada vez más, la sociedad toma mayor conciencia sobre el desarrollo sustentable y la necesidad de producir la menor cantidad de residuos que tengan un efecto negativo para nuestro planeta.  Los residuos generados a partir  de los aceites y grasas vegetales y/o animales  usados  son la principal causa de contaminación de aguas urbanas, debido a su vertido incontrolado.  Esto se debe a que una vez vertidos por el desagüe, estos residuos causan problemas en el alcantarillado de nuestras ciudades, produciendo obstrucciones, malos olores y plagas en las cañerías.

Las consecuencias negativas  que tiene el vertir el aceite y grasas vegetales y/o animales usadas por el desagüe son:

  • Importante agresión al medio ambiente.

Una vez en los ríos o en el mar, el aceite vegetal usado altera la correlación del oxigeno y agua, ya que crea una película difícil de eliminar que impide el paso de la luz y el intercambio de oxígeno entre el aire y el agua, lo que altera los ecosistemas acuáticos poniendo en peligro múltiples especies de animales y plantas.

  • Aumento de la dificultad  y costo del tratamiento de aguas residuales en las plantas tratadoras.

Como es conocido, antes de regresar a ríos y mares, toda el agua que circula por el drenaje de las ciudades pasa por una planta tratadora de aguas residuales que separa todos los sólidos e impurezas que esta lleva. El problema de vaciar las grasas vegetales y/o animales y el aceite usado por el fregadero,  es que resulta muy difícil de separar del agua, a diferencia de las partículas sólidas que pueden eliminarse mediante un simple filtro o las demás impurezas que son eliminadas mediantes microorganismos suprimidos por medio de tratamientos con ozono, ácido clorhídrico o rayos ultravioletas. Actualmente no existe un proceso eficaz para separar estos materiales del agua. Además el aceite y grasas vegetales y/o animales usados  puede llegar a causar diversas problemáticas en las plantas de tratamiento, como averías, obstrucciones costosas, reducción de la vida útil de la planta, lo que ocasiona un incremento del costo energético y económico del procesamiento del agua.

  • Limitación en la reutilización de aguas residuales.
  • Un litro de aceite contamina 1,000 litros de agua, además  de multiplicar por 10 el costo del tratamiento.
  • Alto costo de mantenimiento para los sistemas de alcantarillado.
  • El aceite  y grasas vertidos por el fregadero se solidifica causando la obstrucción y corrosión de las cañerías provocando también malos olores. Además es causante de aumento de plagas urbanas.

Por lo tanto, la solución a esta grave problemática es: Reciclar el aceite y grasas vegetales y/o animales. Esto traería los siguientes beneficios:

  • Eliminación de un residuo altamente contaminante del agua.
  • Abaratamiento del costo y facilitación del trabajo de las plantas tratadoras de aguas residuales.
  • Reutilización del agua tratada.
  • Reducción en la degradación y obstrucción de los sistemas de alcantarillado.
  • Disminución de la probabilidad de proliferación de microorganismos dañinos para la salud y los malos olores.

 

Todos esto hace que el reciclaje de estos materiales sea un tema importante. El aceite vegetal usado  recoletado y recuperado puede ser reciclado y reutilizado para la elaboración de diferentes materiales y productos como: lubricantes, jabones, velas, productos cosméticos, pinturas o barnices, biocombustibles, abono orgánico y como un aditivo para alimento animal. Es por todo esto que el reciclaje del aceite vegetal usado contribuye en gran medida a la conservación del medio ambiente.

 
Sonne Energéticos S.A. de C.V.

Antiguo Camino Minero del Norte Km 2.5, Col. Centro, Santa Catarina, N.L.

Tel. (81) 83 88 83 00(81) 83 88 83 00 | 01800 00 SONNE